Normatividad

Si no cuidas de los insumos para la salud en tu establecimiento ¡Cofepris te puede clausurar!

Una de las principales causas por la cuales Cofepris puede clausurar tu establecimiento es porque no cuentas con controles para la conservación de los insumos para la salud.

 

 

Puedes mantener la calidad de los insumos de una manera muy fácil y efectiva, con los PNO. Además, el manejo y conservación de los insumos para la salud es la clave para procurar la salud de los pacientes, y al final de cuentas, también la de tu negocio.

En los PNO deben establecerse las condiciones para el manejo y almacenamiento de los insumos para la salud y remedios herbolarios de tu establecimiento. Siempre tienes que tener en cuenta las condiciones de almacenamiento que indique el fabricante en el etiquetado de los productos para que estos no sufran alteraciones ni modificaciones.

 

 

Tu PNO  debe considerar las siguientes actividades:

 

 

  • Aplicar el sistema de control de Primeras Caducidades, Primeras Salidas o Primeras Entradas, Primeras Salidas.
  • Revisar la descripción, fecha de caducidad, número de lote, buen estado físico y condiciones de conservación en que se transportaron y reciben los productos en tu farmacia, así como el procedimiento a realizar cuando los productos no cumplan las características establecidas en la orden de compra.
  • Detectar las excursiones de temperatura fuera de rango, con los protocolos de actuación para tales casos. Ordenar los productos respetando las condiciones de conservación indicadas en la etiqueta, las requeridas por su clasificación para venta o suministro y la política de acomodo del establecimiento.
  • Limpiar el mobiliario y los productos, evitando que se deterioren y contaminen con productos de limpieza.
  • Identificar y separar los productos próximos a caducar, caducos y deteriorados para su destrucción o devolución, según corresponda. Elaborar un protocolo de actuación en caso de ruptura o derrame de algún insumo.

De acuerdo con la normatividad sanitaria, es responsabilidad de los dueños de las farmacias y del Responsable Sanitario garantizar la calidad de los productos y medicamentos que ahí se comercializan y al no hacerlo, estás incumpliendo la ley.

 

 

INFRAESTRUCTURA

 

 

Es importante que tu establecimiento se mantenga a no más de 65% de humedad relativa y a una temperatura de no más de 30°C . Si es que tiene ventanas tu local deben estar protegidas para evitar que entre la luz solar el polvo y otros contaminantes.

 

 

Para comprobar que se cumple con las condiciones de almacenamiento tienes que tener un registro de la temperatura y la humedad relativa, medidas con instrumentos calibrados (termómetros y termohigrómetros), y se debes contar con sistemas de control de temperatura que proporcionen dichas condiciones.

 

 

Además tienes que contar con el espacio y mobiliario suficiente y apropiado los cuales tienen que mantenerse limpios y en buen estado.

 

 

Es muy importante que cuentes con un programa de mantenimiento preventivo para tu mobiliario y para tu establecimiento para evitar situaciones que pongan en riesgo los medicamentos y demás insumos para la salud.

REFRIGERADOR Y CONGELADOR

 

 

Debes contar con un refrigerador y/o congelador para uso exclusivo de medicamentos o insumos para la salud, los cuales debes mantenerlos limpios y ordenados.

 

 

Deben contar con un termómetro y con el certificado o informe para monitorear la temperatura, con calibración trazable a un patrón nacional.

 

 

Estos deben de abrirse sólo el tiempo indispensable para sacar o introducir los insumos para la salud, al fin de mantener la red de frío.

 

 

Es importante que si tu establecimiento no cuenta con una planta eléctrica de emergencia, redactes un PNO en el que describas las medidas que se tomarán en caso de contingencia para mantener la calidad, seguridad y eficacia de tus medicamentos.

 

 

IDENTIFICA LOS INSUMOS PARA LA SALUD DETERIORADOS

 

 

Tu farmacia tienen la responsabilidad de evitar que se distribuyan , suministren, vendan o dispensen insumos para la salud que hayan sufrido alguna alteración física, por eso es muy importante que los revises cuando los recibas en tu establecimiento, durante su almacenaje en tu farmacia y al momento de surtirlos. Debes de contar con los PNO que te facilitará el cumplimiento de lo antes mencionado.

 

 

Los principales elementos que identifican un producto deteriorado son los siguientes:

 

 

1. Empaque decolorado de un producto que ha sido expuesto a un exceso de luz solar o artificial. Es la decoloración de las tintas del empaque secundario o primario.
2. Empaque manchado por rastros de humedad o enmohecimiento de los productos expuestos a condiciones extremas de humedad.
3. Empaque inflado anormalmente.
4.Empaque manchado por el contenido del envase primario, lo que indica fugas, derrames o rupturas del envase.
5. Cambio de color del envase.
6. Ruptura del envase.
7. Cambio de color o apariencia observable a través del envase primario
8. Tabletas rotas o pulverizadas en el blíster. Cápsulas o perlas rotas con evidencia del contenido dentro del blíster.
9. Líquidos transparentes con partículas anormales.

Los puntos mencionados anteriormente son muy importantes para que logres de manera exitosa  la correcta conservación de los insumos para la salud en tu farmacia y así evitar alguna multa o que clausuren tu negocio.

 

 

En Medicine Depot contamos con nuestros Manuales para elaborar los PNO, los cuales te ayudarán a elaborar de manera rápida y efectiva los PNO de tu farmacia. Para saber cómo conseguirlos ¡acércate a alguna de nuestras sucursales!

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales: FacebookTwitterYoutube.

Related Posts